skipNavigation
mainMenu
container
footer

La construcción de este santuario se inició en 1984, año del bicentenario de la fundación de la Iglesia Católica en Corea, y se completó en tres años. Durante la persecución de 1801, los católicos fueron ejecutados en Saenamteo.

Entre los mártires que fueron ejecutados en Saenamteo se incluyen Kim Dae-Geon Andrea, el primer sacerdote coreano, Ju Mun-mo, el primer sacerdote chino que ingresó a Corea; y Lurent Marie Joseph Imbert, un obispo de Francia.